El ruido puede provocar pérdida de audición

EL RUIDO PUEDE PROVOCAR PÉRDIDA DE AUDICIÓNEscrito por: Comaudi

¿Alguna vez te has imaginado cómo sería tu vida sin poder escuchar? Sin duda no sólo tendría un impacto en las actividades que te hacen sentir bien como escuchar música, ver una película o platicar con tus amigos. También influiría en cómo te relacionas con tu entorno, ya no podrías escuchar las alarmas que te pueden advertir de que algo peligroso ocurre, o escuchar el ruido de un vehículo que se acerca a toda velocidad.

Perder la audición puede traer graves consecuencias para las personas tanto en su vida personal como laboral. Existen varias causas por la cuales puede presentarse pérdida de audición, una de ellas es el mismo envejecimiento del cuerpo, a partir de los 40 años el ser humano comienza a presentar pérdida auditiva.

Otra causa puede ser por el consumo de algún medicamento, una infección o una enfermedad ya sea hereditaria o como consecuencia de algún daño físico en el oído o por alguna lesión en la cabeza.

Ante estas causas poco puede hacerse para prevenir la pérdida de audición, sin embargo, hay otra razón que suele ser la más común de la pérdida de audición pero que es más probable tomar medidas preventivas, se trata del ruido.

La pérdida de audición inducida por ruido se produce por estar expuesto durante un tiempo prolongado a altos niveles de ruido, lo cual va provocando un deterioro gradual de la audición hasta perderla por completo, a este padecimiento también se le conoce como hipoacusia por exposición a ruido.

Carecer de un programa para el control de ruido puede resultar en la generación un daño en las células ciliadas del oído interno por la exposición a sonidos fuertes, por lo que las células pierden la capacidad de recoger y transmitir sonidos al cerebro. Lamentablemente si esto ocurre no hay remedio para revertir la situación, es decir, no hay cura, aunque sí puede tratarse con el uso de audífonos o auxiliares auditivos.

Como mencionamos la pérdida de audición se genera porque hay una exposición a sonidos muy altos durante largos periodos, algunos ejemplos de situaciones que pueden comprometer la audición son: escuchar música muy alto en lugares como bares o a través de auriculares, el ruido generado durante jornadas laborales, o la exposición a sonidos intensos e impulsivo como el disparo de un arma, las sirenas de una patrulla o los fuegos artificiales.

Afortunadamente la pérdida de audición inducida por ruido puede prevenirse a través de acciones como escuchar música a un volumen más bajo, usar protectores auditivos durante el trabajo, reducir el tiempo de exposición a ruidos fuertes, aislar acústicamente los espacios donde es imposible controlar el ruido externo utilizando paneles acústicos.

En Comaudi tenemos soluciones prácticas para el control del ruido en diferentes ambientes, llámenos y descubra lo sencillo que puede ser cuidar su salud auditiva.