Insonorización acústica en las escuelas

Escrito por: Comaudi

Las instituciones educativas son recintos de enseñanza que deben tener las condiciones adecuadas para fomentar la creatividad, el aprendizaje, el estudio y la concentración, sin embargo, no siempre es posible garantizar que los estudiantes estarán en un entorno tranquilo ya que pueden intervenir factores externos como el ruido proveniente de las avenidas cercanas o de las edificaciones vecinas a la escuela e incluso de las mismas actividades generadas dentro de la institución.

Como no es posible controlar todos estos factores externos es de vital importancia que las escuelas se ocupen de la insonorización acústica de sus instalaciones para fomentar un ambiente sin distracciones para los alumnos.

Lo correcto para prevenir problemas acústicos sería realizar la construcción de la escuela siguiendo una acústica arquitectónica para asegurarse que cada aula contará con las condiciones necesarias con base en su funcionamiento, sin embargo, la realidad es que es hasta que la escuela está en operación cuando se quieren resolver estos problemas.

Al momento de hacer una evaluación de la acústica del aula se toman en cuenta dos parámetros: la inteligibilidad y el tiempo de reverberación. El primer parámetro indica cómo afecta el espacio a las palabras emitidas dentro de ella por un orador, en este caso el profesor. En cuanto a los tiempos de reverberación se refiere al tiempo en que tarda un sonido en dejar de ser perceptible para el oyente. Estos factores son vitales para decidir cómo insonorizar las aulas.

A continuación presentamos algunas recomendaciones y soluciones para mejorar la acústica de las escuelas ya existentes. La primera es mejorar el aislamiento  ya que suele ser el punto más débil ya que se debe buscar mantener el ambiente del ruido generado en el patio, pasillos o la calle fuera de las aulas, antes que nada se debe medir el sonido de fondo del aula para determinar si es necesario reforzar el aislamiento existente.

Al ser una escuela ya construida lo primero que se puede vigilar son las aberturas por las que puede entrar el sonido, por lo que se debe tener cuidado en que haya un buen cierre de las puertas, que ajusten bien con el suelo y el marco. También revisar el cierre de las ventanas, se puede agregar doble cristal.

También se le debe dar un tratamiento acústico al aula, una vez que se tenga medido el tiempo de reverberación se podrá determinar cuál es la mejor solución, quizá pueda solucionarse con un techo falso o quizá lo que se requiere son paneles acústicos. Lo cierto es que cada caso es diferente pero lo importante es que hay una solución.

En Comaudi contamos con todos los materiales necesarios para insonorizar cualquier espacio ya sea desde cabinas flexibles hasta louvers acústicos. Si lo requieres puedes solicitar una evaluación para determinar cuáles son las mejores soluciones para tu proyecto.