Rango de frecuencias que escuchan los humanos y las mascotas

Escrito por: Comaudi

El sentido del oído es maravilloso, los seres humanos podemos percibir frecuencias percibidas entre 20  y 20,000Hz, la más grave y aguda respectivamente; algunos rangos pueden llegar a lastimarnos cuando están demasiado elevados, por lo que los expertos en audiometría utilizan dispositivos de medición como el sonómetro para medir aquellas frecuencias que, además de ser molestas, pueden llegar a ser dañinas para las personas.

Sin embargo, el ser humano no es el único en la naturaleza que utiliza el sentido del oído a lo largo de su vida; los animales dependen de él para realizar diversas funciones según su naturaleza. Si bien la norma de protección auditiva NOM-081-SEMARNAT-1994 contempla los límites recomendados para el humano, debemos considerar a mascotas y animales salvajes, ya que pueden ser lastimados con ciertas frecuencias y lesionar sus delicados oídos.

Probablemente nuestros lectores alguna vez hayan observado a sus mascotas cómo se inquietan ante determinados ruidos, como los cohetes, algunas melodías, los automóviles o motocicletas o incluso la voz de sus amos o la de conocidos. El perro, por ejemplo tiene un oído muy fino, capaz de percibir sonidos desde muy lejos, lo que los convierte en excelentes guardianes, ya que levantan una oreja al captar un sonido inicial y posteriormente ambas para captar el mayor número de ondas sonoras, por lo que suelen ladrar sin motive aparente, lo que podemos considerar como un mal comportamiento cuando en realidad están tratando de defender su territorio; por esta razón, los silbatos para entrenamiento de canes son tan efectivos, ya que suenan a frecuencias audibles para ellos.

Las frecuencias por debajo de 20 Hz se conocen como infrasonidos y las que van por encima de los 20 KHz se conocen como ultrasonidos y no son percibidas por el hombre, sin embargo el topo y el elefante sí pueden percibirlas, mientras que los gatos y perros pueden oír hasta 40 KHz, mientras que el murciélago y el delfín pueden alcanzar los 160 KHz. Por su parte, los reptiles y anfibios son más sensibles a las frecuencias bajas, de 100 a 3,000 Hz

La capacidad auditiva del ser humano es bastante limitada, considerando las frecuencias percibidas por los animales, el habla humana se encuentra en un rango de 250 a 6,000 Hz; sin embargo, con la edad, nuestras capacidades auditivas para percibir sonidos como los del habla, campanas, silbatos o melodías, van disminuyendo debido a los efectos negativos de la exposición al ruido, lesiones, enfermedades e incluso como efecto secundario de ciertos medicamentos.

El sentido del oído es maravilloso y cuidarlo es tarea de todos. En Comaudi Industrial contamos con soluciones para el control de ruido, conozca nuestros productos.